Formación

- Luis -

El pasado de este polifonético guitarrista y compositor es tan oscuro que ni se ve. Por eso, los que lo conocen de algo prefieren no reconocerlo.

Sabemos, sin embargo, de su temprana afición por la hechicería. Sus primeros pasos lo sitúan en la mariña lucense, en Fazouro, ayuntamiento de Foz, donde era conocido como el Mago de Foz hasta que lo echaron de allí.

Nigromante inquieto, surcó mareado los Siete Mares en busca del gran secreto, la Escala Filosofal. Pero después de varios años y desesperado por la falta de progresos, decidió recurrir al supremo sacrificio: pidió a José que lo atara a un alcornoque, a varios metros del suelo, y lo abandonara allí por tiempo indefinido.

Sin tabaco, ni café, ni prensa deportiva, a las tres horas escasas ya se encontraba Luis sobre la delgada línea que separa la vida de la muerte. Y fue entonces, tal y como había previsto, cuando tuvo la visión que lo convertiría en el archi bardo: sobre un círculo dorado doce runas o así; cada runa, un símbolo; cada símbolo, un fonema, y cada fonema una nota musical.

Giraron entonces sobre sí varias veces, formando frases, y cuando el poema mágico hubo concluido, comprendió al fin la Escala de las Escalas: el secreto se había mostrado.

Luego hubo que bajarlo del árbol.

Volver