Formación

- Xule -

No nos preocupa el pasado de un músico desde el momento en el que forma parte de Malasömbra; ningún pecado musical anterior, ni siquiera el reguetón, se le tiene en cuenta desde el momento en que abraza la verdadera fe metálica y se bautiza con el acero fundido en la pila de la distorsión más atroz. Su auténtica historia comienza aquí, con la realización de su destino final, su amanecer y ocaso, su alfa y omega, su "golpes y guá".

Malasömbra se sitúa en el lugar del Cosmos donde se acumula la materia personal del nuevo integrante en su continuado y estremecedor estallido sónico-melódico, el Big Bang del Big Band, la centella de Perun, el vuelo del Gran Cuervo Inuit, la caza de Indra, la madre de todas las repanochas.

Poco nos importa por eso la forma en la que se acercó Xule a la música; lo importante es que consiguió atravesar el Círculo Mágico e incorporarse a nuestra Orden. Como todos los que lo consiguieron nunca más volverá a ser quien fué gracias a los misterios que aquí le son revelados: nadie que tenga trato con nosotros y sobreviva para contarlo permanece psicológicamente inmune.

No hablaremos, pues, de sus clases de música en la escuela La Fábrica (Oleiros), ni de los años previos en sus antiguos grupos: Los Gemelos Tóxicos, Puño y Letra y She┬┤s Alone. Tampoco mencionaremos aquí su muy reciente aparición en el mundo, posterior a la última glaciación, ni revelaremos que fué él, precisamente, quien inspiró ese conocido tema que empieza:

Xule, oh, Hanne, Hanne!

Volver


- Volver a principal -